PAVLOVA

Muchas gracias por visitarme un día más,sois geniales.
Por cierto, ¿ qué os parece el nuevo diseño?. Estaba un poco cansada del tema invernal, así que he dado el cambio con más color.
Bueno como veréis es un post más sobre dulces del mundo, en este caso es la pavlova, un merengue típico de Nueva Zelanda y/o Australia.
Hay mucha contradicción con quién fue el creador,los australianos dicen que es suyo y los neozelandeses suyo...el caso que se le da el nombre por la famosa bailarina rusa Anna Pavlova, que en uno de sus viajes pidió el postre ( ya os digo no se sabe muy bien donde) .
En Nueva Zelanda siempre que vayáis a una barbacoa os encontraréis una pavlova enorme decorada con kiwi y frutos rojos,es una maravilla, base y superficie crujiente e interior tierno.
Aquí es tan famoso que incluso se encuentra precocinada en las tiendas y hay un producto " mágico" de la marca Edmonds que incluye unos polvos que al mezclar con agua se hace merengue.
Prometo que un día haré una en casa, pero de momento,os dejo la receta y fotos por si os animáis,dulces besitos.





Ingredientes:

3 claras de huevo
1 pizca de sal
1 taza de azúcar
1 cucharada de maicena
1 cucharada de jugo de limón
1 1/4 taza de crema de leche
1/2 taza de azúcar glass
1/2 kilo de fresas o frambuesas

Preparación

Precalentar el horno a 150°C y a continuación cubre una bandeja para hornear con papel.
Dibuja un círculo en el papel del tamaño que quieras.
En un recipiente grande bate las tres claras de huevo hasta llegar a punto nieve. En forma gradual, agrega 3/4 de taza de azúcar, poco a poco agrégala sin dejar de batir. Mezcla el restante azúcar con la maicena en el merengue y, en pequeñas cantidades coloca gradualmente el zumo de limón.
Con una espátula, esparce el merengue dentro del círculo que habías dibujado anteriormente en el papel. Este círculo de merengue debería tener un centímetro de espesor.
Coloca el resto de la mezcla en una manga y con ésta haz círculos alrededor del círculo que has realizado en el paso anterior. Debes hacer círculos con el merengue de realizar una especie de cuenca no muy profunda.
Hornea a 150°C por una hora y luego apaga el horno, pero aún no saques el merengue, déjalo allí por 30 minutos más.
Una vez frío decora con nata y fruta.

Con kiwi y fresas




Frutos rojos




Interior



El producto mágico


1 comentario:

  1. Que pinta tienen esos merengues, yo tengo que probar un día! Un beso!

    ResponderEliminar